Primavera: tiempo idóneo para el Detox

 

 

Para recobrar la salud o entereza requerimos eliminar primero lo sobrante, lo tóxico; lo que interfiere con la integridad, lo que no nos permite sanar.

Desintoxicar es desdoblar, degradar y eliminar las toxinas añejas acumuladas en el tiempo para luego poder edificar y tonificar todas las células de nuestro cuerpo. Así, nuestro sistema inmune, al tener que dejar de luchar constantemente contra sustancias ajenas y nocivas podrá ahora desdoblar su verdadero potencial.

Cuando hablamos de depuración y desintoxicación es necesario voltear la mirada a una medicina que ha valorado y estudiado lo métodos más apropiados para poder eliminar sustancias tóxicas de la fisiología.

El Ayurveda (Ayus: vida y Veda: conocimiento) es una arte de curar que ha prevalecido por más de 5000 años. En este sistema médico ancestral encontramos los consejos más valiosos de cómo llevar una depuración sistemática y profunda en nuestro cuerpo. Desafortunadamente, en nuestra medicina moderna (siglo XIX) no se toma en cuenta este punto clave para la prevención y sanación de enfermedades.

Primavera, es cuando todo brota y se mueve, cuando la savia asciende, cuando la fotosíntesis concentra la luz en carbohidrato y cuando los procesos de calor impulsan el crecimiento.

En este tiempo, en el ser humano también existen cambios fisiológicos importantes, cambios que si son bien aprovechados nos serán de gran ayuda.

Primavera es el tiempo ideal para facilitar la expulsión de materiales nocivos en nuestro cuerpo. Nosotros simplemente somos una extensión de la misma naturaleza, lo que sucede afuera mueve lo que somos por dentro! En este tiempo de movimiento - transformación, nuestra fisiología empieza a expulsar toxinas de forma más notoria que en el resto del año. En especial el tejido adiposo (tejido grasoso), hígado, pulmón y riñones se encuentran más activos.

Muchas veces nos enfermamos de gripa en la transición invierno–primavera, tiempo en el que podernos constatar un enorme flujo de mucosidad, especialmente si hemos consumido azúcares y lácteos en exceso durante el invierno, siendo tan común en occidente en la época navideña. Las “frituras invernales” han hecho de las suyas en nuestro hígado provo-cando falta de energía, orina obscura, pesadez y hasta depresión.

La forma correcta de permitir la expulsión de toxinas es a través del ayuno. Ayuno en la medicina oriental de la India se considera como: “Toda aquella acción que aumente la cualidad de ligereza en nuestro cuerpo”. Ligereza denota combustión, fuego, aumento de metabo-lismo, todo esto permitirá “quemar- disolver” para luego eliminar las toxinas con ayuda de sustancias naturales probadas por el tiempo.

¿Como iniciar un Detox?

  • Evitar lácteos por 15 días (para ayudar a la desintoxicación de las mucosas intestinales).
  • Evitar harinas refinadas por 1 mes (para contribuir a la desintoxicación de hongos intestinales – cándida).
  • Evitar todo lo frito y carnes (para favorecer la desintoxicación del hígado y la vesícula biliar).
  • No consumir leche de soya.
  • Evitar azúcares refinados.
  • Evitar todos los alimentos procesados.
  • Evitar el consumo de huevo.
  • Evitar las bebidas endulzadas.
  • Consumir alimentos orgánicos.
  • Seguir una dieta constitucional.
  • Consumir una vaso grande de agua tibia con medio limón exprimido en ayunas y después de cada alimento (no hacerlo si existe tendencia a la acidez).
  • Consumir 1 a 2 vasos de extracto de zanahoria, manzana y un pedacito de jengibre fresco.
  • Consumir 2 platos de frutas al día.
  • Consumir sopa de cebada.
  • Consumir quinoa, amaranto, arroz salvaje, avena, trigo sarraceno.
  • Comer lentejas o frijoles (muy cocidos y remojados anteriormente).
  • Las personas no vegetarianas pueden cubrir su requerimiento de proteína con pescado pequeño (sardinas únicamente en aceite de oliva, o arenque).
  • Cenar algo dulce y muy ligero.