La Antroposofía (del griego: antropos = humano y sofía = sabiduría) es todo un sistema de salud basado en la obra del filósofo austriaco Rudolf Steiner (1861-1925), quien desarrolló una visión integral del ser humano.La medicina antroposófica es una extensión de la medicina científica, y como tal incluye métodos de investigación. Al evaluar la salud, la enfermedad y la curación, el médico antroposófico establece sus conclusiones considerando no sólo las leyes físicas de la medicina científica natural, sino que también tiene en cuenta aspectos que la ciencia tradicional no abarca.

Considera que el ser humano está conformado por cuatro elementos:

  • El cuerpo físico.
  • La organización de las fuerzas vitales.
  • La organización de los sentimientos.
  • La organización del yo.

La interacción de los cuatro da como resultado una división tripartita del ser, que se manifiesta a través de todo el organismo, tanto a nivel morfológico como funcional. Los procesos polares que tienen lugar en el sistema neurosensorial (catabolismo/ percepción/ inmovilidad) y en los sistemas metabólico y locomotor (anabolismo/ eliminación/ movimiento), se relacionan armónicamente entre sí a través del sistema rítmico (sistema circulatorio/respiratorio). La salud se entiende como un estado de equilibrio entre los tres sistemas, que requiere una renovación continua entre las influencias ejercidas por estos distintos procesos del ser humano. Una alteración en la interrelación de estas fuerzas, desencadena la enfermedad.

Además de la terapia con los preparados antroposóficos producidos por métodos homeopáticos, el tratamiento incluye otros métodos terapéuticos y medicamentos. Estas medidas contribuyen a activar la capacidad intrínseca de autocuración del paciente. La medicina antroposófica está orientada según un enfoque integral, e incluye el uso de compuestos farmacéuticos desarrollados para casos individuales.

Con base en la necesidad de disponer de los medicamentos apropiados para ese método terapéutico naciente, surgieron los laboratorios Weleda (certificación Demeter) en 1921. Desde entonces y hasta ahora, un nutrido grupo de médicos y farmacéuticos ha desarrollado una amplia gama de medicamentos antroposóficos, con la intención de  complementar eficazmente la alopatía. La medicina antroposófica se practica en numerosos países de Europa y del resto del mundo, y forma parte de muchos de los sistemas nacionales y en entidades privadas de salud.